domingo, 20 de junio de 2010

C'est fini.

C'est fini. Horas y horas y horas y más horas dedicadas a ellos. Vagos, ingratos y maleducados. Tontos, holgazanes y sin ninguna idea de lo que quieren ser en la vida. Son burros, son pasotas, memos y zopencos, bastaría con que se dejaran aconsejar un poco, bastaría con un mínimo esfuerzo. Esfuerzo, je je je... esa palabra no existe en el diccionario de estos chicos de hoy en día. Que lástima que sean tan perros los muy hijos de ... sus padres, estos también merecen otro capitulo aparte. Políticos de España, saquennos de la crisis, porque como sean estos chavales los que tengan que sacar adelante el país va a estar mu mal la cosa. Pero a pesar de ello les he cogido cariño, me hacen gracia, me río con ellos, nos lo pasamos más o menos bien... que le vamos a hacer. Me quedo con la sensación de que para sacar algo fructifero me tengo que acoplar yo a ellos y no ellos a mi. Con la sensación de que algo habrán aprendido, seguro que saben algo más que hace 9 meses. La sensación de que en algunas cosas he podido servir de ejemplo y eso me vale. Sacar algo de trabajo de estos muchachos para mi es un premio. Otro premio a la paciencia que Dios me dio. video