lunes, 21 de febrero de 2011

No gritar, por si.

A veces las casualidades son inoportunas, inexactas, otras veces hacen sonreir tu cara. Hay músicas y otras canciones, y letras de ánimo y otras de amparo. Hay falsos sabinas que vivieron en el numero siete, y hay días que parece que nunca se va a apagar el sol, hay veces que me elevo y doy mil volteletas, porque tan despacio y tan deprisa, tan normal y tan extraña ... yo me parto la camisa como Camarón.
Entre esa mezcla de sonoras melodías, junto al ruido de fondo y el run run de la cotidianeidad viven estas casualidades, unas veces tan insignificantes y muchas veces tan exactas.

video
febrero
http://lawebdelyovic.blogspot.com/