lunes, 22 de agosto de 2011

Cerrado por vacaciones

Hace poco me confesaba una queridísima pariente mía que era asocial y que no tenía intención de cambiar. Yo sin ánimo de cambiar nada en su destino le dije que me parecía muy bien, que para raros yo con ella me siento en la fila uno, así lo creo. Y los demás que más da si son raros o especiales, asociales o anormales, aún quedan muchas butacas en primera fila.


Uno intenta ser normal, discreto, tipo estándar y en ocasiones hasta puedes ser estupendo, maravilloso, un superhéroe, intachable, sensato, de vida plena y envidiada. El problema (o no) es que hay días que no apetece, da pereza, la gente molesta y las calles son todas cuesta arriba, como mi viejo coche de ruedas cuadradas.


Ya los días van perdiendo tiempo respecto a las noches, minuto a minuto cada día el sol cae más deprisa y la luz desaparece, todavía hace calor pero el verano se esfuma poco a poco. Para la fila 1 puede ser hasta alentador, hoy más viejo no creo que más pellejo, pronto llegarán los horarios normales, la televisión normal, madrugar de vez en cuando, el fútbol, el fresquito, mirar la despensa e ir a hacer solo la compra habitual.


¿Paradojas de la vida o es que veo el mundo del revés?


Agosto

video
http://lawebdelyovic.blogspot.com/